Maduro aceptó el martes una invitación para un diálogo con la oposición en pro de la paz y la democracia de Venezuela.

contraofensiva El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, señala que la invitación del expresidente del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero y del Gobierno de República Dominicana consiste en instalar una nueva jornada de diálogo para la paz y por la democracia venezolana, informa HispanTV.

“Sabe muy bien Zapatero, el presidente (dominicano Danilo) Medina, que he sido promotor de este diálogo y acepto esta nueva jornada de diálogo”, expresó el mandatario venezolano durante una reunión con su gabinete desde el palacio de Miraflores (sede de Gobierno), en Caracas, capital venezolana.

Y con tal objetivo comisionó al canciller Jorge Rodríguez para representarlo. Este viajará en las próximas horas con una delegación venezolana para continuar los esfuerzos de diálogo.

Horas antes, el canciller dominicano, Miguel Vargas, y Rodríguez Zapatero invitaron en un comunicado a un acuerdo de negociación entre la oposición venezolana y el Gobierno de Caracas.

“Convencidos de la urgente necesidad de propiciar un proceso de concertación con el objetivo de lograr la estabilidad y la paz de Venezuela, invitamos formalmente al gobierno y oposición a transitar un proceso de negociación y acuerdo político”, se lee en un comunicado publicado el martes.

Asimismo, el documento indica que el proceso de diálogo debe estar presidido por el máximo respeto a los principios de la democracia, derechos humanos, al compromiso social y la soberanía nacional.

El secretario general de la Organización de la Naciones Unidas (ONU), António Guterres, dijo también a través de un comunicado que reitera su apoyo a la iniciativa del Gobierno de República Dominicana de invitar a ambas partes a participar en un proceso de diálogo.

Sin embargo, la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), coalición que agrupa a la treintena de partidos de oposición, confirmó que enviará una delegación al país caribeño para reunirse, pero aseguró que “no hay un reinicio del diálogo” e insistió en que deben cumplirse una serie de condiciones para sentarse a negociar.

Maduro suele instar al diálogo con la oposición, pero sus adversarios creen que esas conversaciones son una maniobra para mejorar la imagen del Gobierno sin producir ningún resultado concreto.

El país petrolero sufre una aguda crisis económica y la oposición culpa a Maduro. El mandatario, por su parte, asegura que el descalabro se debe a una “guerra económica” orquestada por la oposición con apoyo extranjero.

 

logo fundacion o  hispantv logo2  islamfoto