El presidente venezolano, Nicolás Maduro, asegura que desde la Casa Blanca han dado la orden de asesinarlo con el respaldo de oposición del país caribeño.

“Sé lo que estoy diciendo. Han dado la orden de asesinar al presidente de la República Bolivariana de Venezuela y la orden viene del Despacho Oval”, afirmó el miércoles Maduro en una reunión sostenida con oficialistas gobernadores y aspirantes a estos cargos en el palacio de Miraflores (sede del Gobierno), informa HispanTV.

En declaraciones trasmitidas por el canal VTV, el mandatario acusó al jefe del Parlamento venezolano, el opositor Julio Borges, de participar en los planes magnicidas dispuestos desde Washington y lo responsabilizó de cualquier atentado contra su vida: “Julio Borges está implicado en esta tropelía con su cinismo sin límites, con su inmoralidad sin límites” dijo.

Asimismo, tachó al jefe parlamentario de “vendepatria” que “sale todos los días a decir que Venezuela es una dictadura” con la intención de “prepararle las condiciones a una invasión gringa, a un golpe de Estado” o para un crimen contra su persona “ordenada por la presidencia de Donald Trump”.

El martes, Maduro consideró que las palabras de su par estadounidense en la AGNU conllevaban una amenaza de muerte y lo catalogó como el “nuevo Hitler de la política internacional”.

El inquilino de la Casa Blanca, en la 72ª sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU) en Nueva York (EE.UU.) sostuvo que Venezuela está “al borde del colapso total” y Washington está listo a adoptar nuevas medidas si Maduro “persiste en su camino para imponer un régimen autoritario”.

Dichas declaraciones de Trump tuvieron lugar en momentos en que el Gobierno y la oposición de Venezuela se encuentran en una “fase exploratoria” para iniciar un nuevo ciclo de diálogos con miras a superar la crisis en la nación caribeña.

 

logo fundacion o  hispantv logo2  islamfoto