Líder de la Revolución Islámica: Los gobiernos islámicos deben actuar contra los crímenes cometidos en Myanmar.

unidos contra abusos El líder de la Revolución Islámica, el Ayatolá Ali Jamenei, criticó el silencio de la comunidad internacional y de los defensores de los derechos humanos ante los crímenes cometidos en Myanmar, afirmando que los gobiernos islámicos deben actuar para afrontar los crímenes cometidos por el gobierno de Myanmar.

El Líder Supremo de la Revolución Islámica añadió que la solución a este problema es una acción práctica de los países islámicos y la presión política y económica contra el gobierno criminal de Myanmar, informa IRNA.

Su Eminencia señaló que la República Islámica de Irán declara su posición clara y valiente contra las injusticias, dondequiera que se cometan en el mundo.

El Ayatolá Jamenei denunció que sugerir que la catástrofe humana en Myanmar no es más que un conflicto sectario entre musulmanes y budistas no es correcto. "La intolerancia puede influir, pero la cuestión es puramente política: el partido que comete esas atrocidades es el gobierno de Myanmar, encabezado por la Premio Nobel de la Paz, Aung San Suu Kyi.

"Estas atrocidades son cometidas ante los ojos de todos los países y gobiernos islámicos, la comunidad internacional, así como los gobiernos hipócritas que alegan ser defensores de los derechos humanos", apuntó.

Su Eminencia hizo hincapié en la necesidad de que los gobiernos islámicos actúen, y denunció que esos hechos no consisten en una acción militar, sino una presión política, económica y comercial sobre el gobierno de Myanmar, anunciando sus crímenes en los círculos internacionales.

El líder de la Revolución Islámica subrayó la necesidad de convocar una conferencia de la Organización para la Cooperación Islámica para abordar los crímenes cometidos en Myanmar, lamentando que el mundo actual es un mundo de injusticia, y que Irán se enorgullece de declarar abiertamente y con valentía su posición contra las injusticias cometidas en diferentes partes del mundo, tanto en los territorios palestinos ocupados como en Yemen, Bahréin o Myanmar.

Los Rohingyas de Myanmar representan aproximadamente el 5% de una población cercana a los 60 millones. Han sido perseguidos y sometidos a tortura, negligencia y represión desde la independencia del país en 1948.

 

logo fundacion o  hispantv logo2  islamfoto